lunes, 17 de febrero de 2014

Mensaje 37

Lo he pensado mucho. Y estoy segura de mi conclusión.
Sólo la estupidez humana podría salvar el mundo.

Deberíamos perder nuestra capacidad intelectual.
Deberíamos volver a nuestros instintos más primarios.
Respirar. Beber. Comer. Y hacer el amor.
Si.
Deberíamos ser todos bobos. Cuánto más bobos, mejor.

Si lo fuéramos, no existirían,
las clases sociales.
la guerra por el territorio.
la explotación animal.
la lucha de religiones.
la discriminación por sexo o raza.
la política.
el tráfico de armas.
la energía nuclear.
Y aquello que, casi siempre, fue el origen de todo lo anterior.
El concepto más peligroso jamás creado por un homínido.
La creación maligna de este cáncer humano, que ha invadido todo el planeta.
El dinero. El poder.

Sólo alguien lo suficientemente boba, es tan lista como para saber que,
ése es el más puro veneno sobre la Tierra.

16 comentarios:

  1. Silvia, verdades rotundas, aplastantes. Así somos los humanos, nos ciega el oropel. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Ovidio. Por desgracia es así...
      Me gustaría pensar que algún día abriremos los ojos y todo cambiará.
      Muchas gracias por tu comentario.
      ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Me encanta,sencillamente maravillosa definición.
    Felicidades,breve y al grano como tú entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por leerme y por tu generoso comentario, Sergio.
      ¡Me ha encantado!
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. Y aquí estoy yo, identificándome con lo que para ti es una idea, para mi significa que has plasmado en palabras lo que siempre he pensado. Muy bueno!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien encontrar a más gente, que cree que el rumbo que está tomando todo lo que nos rodea, no es el más adecuado...
      ¡Qué bien encontrarte por aquí!
      ¡Bienvenida guapa!

      Eliminar
  4. Felicidades por tu artículo, muy bueno.....gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Patricia, por dedicar tu tiempo a leerlo.
      ¡Es un placer tenerte por aquí!
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola! Soy nuevo aquí y este es mi primer comentario, considero que no es el enfoque ideal adecuado respecto al tema. Si bien podemos afirmar que el futuro no nos muestra un final feliz, la peor actitud que se podría tener respecto a él sería la de regresar al pasado, de dar marcha atrás.
    En este mundo de maldad, faltan guerreros de luz, no veamos el vaso como medio vacío, sino como medio lleno. Dicho esto, te felicito por tu blog en general.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Daniel! ¡Bienvenido!
      Primero de todo, darte las gracias por tu lectura.
      Respecto a tu comentario, debo aclarar que no me refería a "dar marcha atrás", puesto que el homo sapiens siempre ha poseído esa inteligencia de la cual critico su uso en el texto. Por supuesto, que la inteligencia en si, no es un aspecto malo ni recriminable. Lo que critico, es la manera en qué la hemos usado. Y llego a la conclusión (puesto que hemos tenido muchas oportunidades de cambiar de rumbo), que la mejor solución para un mundo mejor, sería no haberla adquirido. El ser humano es un caos para el planeta (destrucción de capa de ozono, desforestaciones...), para los animales no humanos (zoos, circos, mataderos...) y para la propia raza humana (guerras, conflictos, rivalidades...).
      Así que siendo consciente que toca "luchar" y aportar luz desde la posición en la que estamos actualmente, y sabiendo que es imposible que suceda la "bobería" colectiva de la que hablo, si sigo pensando que sería la solución más efectiva.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Siendo sincero, suena bonito lo que escribes si lo leo en voz alta y tienes razón, la aplicabilidad de tal "bobería" colectiva es imposible, de todos modos. No queda nada mal vista desde el punto de la "ciencia ficción". Con tales escritos, solo deambulemos alrededor del meollo sin dar una solución en sí.
      Saludos desde el Perú.

      Eliminar
    3. Remarcar que, con este escrito no busco mostrar una solución.
      Primero, porque al no poseer una varita mágica, no está sólo en mi mano.
      Segundo, porque no se van a escuchar soluciones, para un problema que no se percibe como tal. Y, es mucha la gente que, aún hoy, no tiene esa percepción.
      Mi único objetivo al escribir este mensaje, es invitar a la reflexión.
      Simple. Y, a la vez, muy necesario.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. De acuerdo en que parecemos incapaces de cambiar de rumbo, en que tal vez la ignorancia, aquel "buen salvaje" que algunos filósofos defendían, fuese el mejor camino. Por desgracia, nos toca vivir con la maldición de nuestra inteligencia, que nos abre los ojos ante un mundo que no sabemos cambiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué ironía! Que nuestra inteligencia, lejos de facilitarnos soluciones, nos cree más problemas. Quizás suene radical, solucionarlo eliminándola...pero si, creo que el "buen salvaje" sería la mejor puerta que podríamos abrir.
      ¡Muchas gracias por tu aportación y por tu tiempo!
      ¡Bienvenido José!
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hay un mal anterior al dinero que es el concepto de propiedad privada. Empezamos a desviarnos del camino cuando alguien dijo "Esto es mío" y el resto lo aceptaron.

    Enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto! Van de la mano...
      Empezamos a desviarnos y a sentir la ambición del que tiene un saco sin fondo...
      ¡Muchísimas gracias por pasarte por este rinconcito y enriquecernos con tu opinión!
      ¡Bienvenido!

      Eliminar